Algunas Cifras

DEBEMOS ESTAR MUY ATENTOS AL CONDUCIR, cifrasEl aumento de accidentes de transito es imparable y se da en la mayoría de Países, todos los días ocurren choques o atropellas que dejan las pistas teñidas de sangre, los principales factores son la imprudencia, el descuido y la insana costumbre de conducir al haber bebido alcohol o drogas, las victimas de accidentes de transito son mucho mas altas que las victimas por armas de fuego, las cifras demuestran en la practica que las campañas de prevención no son suficientes o que las sanciones por las infracciones de transito no son las adecuadas, es importante tener  en cuenta que cuando estamos frente al volante debemos estar muy atentos y con todas nuestras facultades al mejor conductor puede presentársele en cualquier momento y súbitamente una situación de tan peligrosa gravedad, que si no sabe reacciones en la forma adecuada, las consecuencias pueden ser irreparables.

Ningún conductor está libre de estos peligros, porque dependen en general de causas ajenas a él. Puede ser la rotura de la dirección o de los frenos, la aparición frente a él de otro vehículo o el cruce de un peatón. ¿Como ha de reaccionar en estas situaciones?  ¿Cuál ha de ser la maniobra conveniente?, solo se tiene segundos para decidir que hacer.

EL ALCOHOL EN LA CONDUCCIÓN

Entre 2000 y 2010 murieron en promedio 334 personas anualmente a causa de accidentes de tránsito producidos por la presencia de alcohol en los participantes. Una persona muere casi todos los días por estas causas.

Entre los años 2000 y 2010 murieron un total de 3.347 personas y 50.261 resultaron con lesiones de distinta gravedad en 40.506 accidentes donde el alcohol estuvo involucrado.

La presencia de alcohol se transformó de esta manera en la segunda causa de accidentes de tránsito con mayor cantidad de fallecidos en los últimos 10 años, siguiendo a la imprudencia del peatón como la principal causa de fallecimientos.

Sólo en el año 2010 se produjeron casi 5 mil accidentes de tránsito cuya causa fue la presencia de alcohol en los participantes (conductores, pasajeros o peatones), provocando 293 muertes (18,3% del total de fallecidos). De hecho, de las 10 causas de accidentes de tránsito que provocaron más muertes en el año 2010, 3 tienen al alcohol como protagonista: el conductor en estado de ebriedad, el peatón en estado de ebriedad y el conductor bajo la influencia del alcohol.

Cuando hablamos de accidentes producidos por la presencia de alcohol, los más perjudicados son los peatones. El año 2010 representaron el 43% de los fallecidos por accidentes de tránsito con presencia de alcohol. Si bien los conductores en estado de ebriedad son los que más causan accidentes (67,9%), son los peatones quienes se ven más perjudicados: 850 peatones estuvieron involucrados en accidentes de tránsito provocados por la presencia de alcohol en 2010, de los cuales 127 fallecieron.

VELOCIDAD

Entre los años 2000 y 2010, se produjeron 17.961 accidentes cuya causa fue la velocidad imprudente. En promedio, representan 4 accidentes al día durante los últimos 10 años.

Esta gran cantidad de accidentes en los últimos 10 años dejaron a su paso 1.350 fallecidos y 26.341 lesionados de distinta gravedad. Cada 3 días murió una persona en un accidente de tránsito producido por conducir a una velocidad imprudente.

El impacto que sufre una persona si está involucrada en un choque es más grande si la velocidad es mayor. Por ejemplo, un choque frontal a 30 kilómetros por hora (km/h) en un auto equivale a una caída desde segundo piso de un edificio. Si ese mismo choque fuera a 90 km/h, el impacto en los pasajeros sería igual a una caída desde un piso 11 de un edificio.

Entre mayor es la velocidad, las problemas tienen menos tiempo para ser resueltos. Por ejemplo, si se viaja a 100 km/h y se cierran los ojos por un segundo, se ha avanzado cerca de 30 metros sin ver lo que hay alrededor. En términos de la distancia de frenado, si se viaja a 120 km/h, la distancia de frenado de un vehículo es de casi 120 metros. Si a eso se le agrega el pavimento mojado, la distancia aumenta a casi 200 metros.

ELEMENTOS PREVENTIVOS

Según estudios realizados por CONASET en distintas regiones del país un 50% de los ocupantes de los asientos delanteros utiliza el cinturón de seguridad, mientras que en los asientos traseros sólo el 10% de los pasajeros lo ocupa.

La Ley de Tránsito prohíbe el traslado de niños menores de ocho años en los asientos delanteros de un vehículo, estableciendo la obligación de que viajen en los asientos traseros en sillas de retención, o sillas de niños, debidamente instaladas, para mayor seguridad. Sin embargo, según las observaciones realizadas por CONASET, sólo un 24% de los niños menores viajan en este tipo de sillas, lo que aumenta la posibilidad de que resulten heridos en caso de que el vehículo en el que viajan participe en un accidente.

En el caso de los ciclistas y motociclistas, de acuerdo a la Ley de Tránsito todos deben usar casco. Según lo observado por CONASET, un 18% de los ciclistas efectivamente ocupa casco como elemento preventivo y el 39% usa elementos reflectantes en la ropa. Para aumentar aún más la visibilidad de los ciclistas, la ley les exige que tengan una luz delantera blanca y una luz trasera en la parte posterior. Esta disposición sólo la cumplen el 16% de los ciclistas observados por CONASET.

REFLECTANCIA

A nivel mundial, los peatones, deportistas y ciclistas representan el 50% de los fallecidos en accidentes de tránsito.

Entre los años 2000 y 2010, en Chile se produjeron 22 atropellos diarios en promedio. En ese mismo período, fueron atropelladas un total de 100.926 personas, de las cuales 7.514 fallecieron. Muchos de estos se produjeron porque los peatones no fueron visibles para los conductores, por no haber luz natural que les diera visibilidad.

Según los datos del año 2009, la mayor cantidad de atropellos se producen entre las 7 de la mañana y las 9 de la noche, alcanzando su Peak entre las 19 y las 20 horas. Desde las 19 horas en adelante se concentró la mortalidad de los atropellos, acumulando 2.373 personas fallecidas en las últimas 5 horas del día, horas que no cuentan con luz natural.

En las primeras horas del día, entre las 00.00 y las 7.00 horas, se producen menos atropellos que en el resto del día, pero sus consecuencias son mucho peores en relación a la cantidad de accidentes. Por ejemplo, según las mediciones del año 2009, entre las 06 y las 07 horas, hubo 98 atropellos, los que provocaron la muerte de 27 personas. El Índice de severidad (muertes por cada 100 atropellos) es mayor en estas horas, lo que significa que las consecuencias de cada uno de los atropellos son más graves.

¡Quiero más información! →→→